Más de 14.600 personas del Departamento del Hospital de Elche participaron en 2015 en el programa de prevención de cáncer colorrectal

  • El Objetivo del programa es lograr disminuir la incidencia y la mortalidad por cáncer colorrectal en hombres y mujeres entre 50-69 años
  • Los participantes suponen el 45% de la población diana del departamento, por lo que los profesionales hacen un llamamiento a la participación ciudadana
  • Los datos se han dado a conocer hoy con motivo del Día Mundial Contra el Cáncer de Colon

Un total de 14.625 ciudadanos adscritos al Departamento de Salud del Hospital General Universitario de Elche, han participado en el programa de prevención de cáncer colorrectal en el año 2015, según datos aportados por los especialistas hoy coincidiendo con el día mundial de la lucha contra la patología.

El programa que en el departamento del Hospital de Elche se puso en marcha en el año 2013, forma parte del Plan Oncológico de la Comunitat y tiene como objetivo lograr disminuir la incidencia y la mortalidad por cáncer colorrectal en hombres y mujeres entre 50-69 años.

La población diana, es decir la población invitada a participar de este departamento sanitario en el programa por encontrarse en ese rango de edad, fue de 32.511, lo que supone que la participación real ha sido de un 45 % aproximadamente.

Los profesionales quieren destacar precisamente en un día como hoy en el que se celebra mundialmente la lucha contra el cáncer de colon, la importancia de la prevención en esta patología y la necesidad de que los ciudadanos mayores de 50 años participen en el programa, algo que además se hace de forma muy sencilla.

El llamamiento a la participación es de gran relevancia si se tiene en cuenta que el cáncer colorrectal es la segunda causa de muerte por cáncer en los países occidentales. Además, la gran mayoría de los cánceres colorrectales evolucionan desde lesiones pre-malignas (Pólipo adenomatoso –adenoma) y el riesgo de desarrollar un pólipo adenomatoso es del 19%, y alrededor del 2 – 5% de estos pólipos desarrollará un carcinoma invasor en 10 años.

Por ello, los programas de cribado permiten una detección precoz y teniendo en cuenta que el periodo desde la aparición del pólipo hasta la presencia del carcinoma invasor es muy largo, la prevención en ese sentido es básico y vital.

Metodología del programa

La población diana está constituida por hombres y mujeres de 50-69 años de edad sin factores de riesgo conocidos. La prueba de cribado poblacional del cáncer colorrectal es el test de sangre oculta en heces (TSOH).

Así, el primer paso es enviar a los ciudadanos una carta nominal informativa acerca de la puesta en marcha del programa de prevención de cáncer colorrectal, acompañada del tríptico informativo y de una tarjeta de aceptación ya franqueada para su envío a la unidad de coordinación del programa en Centro de Salud Pública.

Una vez que el ciudadano recibe las cartas, a aquellas personas que respondan que aceptan participar, se les remite desde el Centro de Salud Pública del Departamento de Salud el material e instrucciones necesarios para la toma de la muestra. Una vez realizada la toma de muestras, se deposita en las urnas que están habilitadas en los Centros de Salud y consultorios auxiliares quienes se encargarán de su procesamiento y valoración.

Los resultados de las pruebas son remitidas al Centro de Salud Pública quien procesa la información y clasifica la información en resultados negativos, positivos y errores técnicos. Los resultados negativos (ausencia de sangre en heces) o de repetición por errores técnicos de la prueba se comunican por carta al usuario desde el propio Centro de Salud Pública. En el supuesto del error técnico, se remitirá de nuevo el material para la realización de la prueba.

Los resultados positivos, el centro de Salud Pública los comunica al Centro de Salud correspondiente al usuario/a. El médico de familia del Centro de Salud notifica de forma personalizada este resultado. En esta cita se informa del significado del resultado del test, de la conveniencia de realizarse una colonoscopia como prueba de confirmación diagnóstica y se entrega el documento de “consentimiento informado”, e instrucciones para la preparación de la prueba. El médico de familia pide él mismo la colonoscopia y al paciente se le remite a la Unidad de Endoscopia del Hospital para la realización de la técnica. Tras el resultado de la prueba se seguirán los cauces normales de atención.

Datos de actividad del programa

De los test recibidos en los centros de salud del departamento del Hospital General de Elche, un 5’36% fueron positivos. El dato no significa que fueran positivos en cáncer de colon, sino en presencia de sangre en heces, que puede tener otros motivos. Así, la Unidad de Endoscopias Digestivas ubicada en el edificio de consultas del Hospital, llevó a cabo un total de 469 colonoscopias de cribado.

La Dra.- Mari Fe García Sepulcre, Jefa de Sección de Medicina Digestiva del Hospital General Universitario de Elche, explica que “en marzo de 2013 se inició en el hospital el programa de cribado con dedicación, profesionalidad y eficacia. Para ello, los profesionales de la Sección de Digestivo han realizado un esfuerzo adicional mediante la realización de una jornada de tarde semanal, añadida a la jornada de mañana (se dobla la jornada). En esta jornada de cribado funcionan dos salas de endoscopia simultáneas con dos médicos endoscopistas, un médico anestesiólogo, personal de enfermería y una sala de recuperación post-anestésica. En total se practican 6 colonoscopias en cada sala, lo que supone 12 exploraciones a la semana y 48 mensuales”.

“La lista de espera entre la comunicación de un resultado positivo de test de sangre oculta fecal y la colonoscopia debe ser inferior a 6 semanas, y en todo el recorrido del programa  este requisito se ha ido cumpliendo”, continua la especialista.

La Dra. García manifiesta también que “los criterios de calidad se han extremado dado que las personas subsidiarias de la colonoscopia de cribado son sanas y están asintomáticas, por lo que todas las exploraciones se realizan bajo sedación profunda, con una técnica depurada, un tiempo de retirada adecuado y con todas las garantías de calidad y seguridad. Además, todos los médicos y enfermeros participantes en este programa han asistido a talleres para identificación y clasificación de los pólipos, así como a talleres de perfeccionamiento de técnica de polipectomía endoscópica y técnicas de hemostasia endoscópica para tratamiento de las complicaciones.

El seguimiento en consultas externas una vez detectado algún pólipo o lesión se realiza en la consulta de alto riesgo de CCR de la Sección de Digestivo del HGU de Elche, a cargo de la Dra. María Dolores Picó.

Por su parte, voluntarios de la Asociación Española Contra el Cáncer de Elche, han habilitado una mesa en el Hall del Hospital donde han informado durante la mañana a los ciudadanos sobre le cáncer de colon, la importancia de llevar una vida sana y de lo sencillo que es prevenir el cáncer mediante la realización de colonoscopia.

Redacción

A %d blogueros les gusta esto: