Compromís lamenta que Elche tenga que pagar una sentencia de 90.000 euros por la nefasta gestión de Mercedes Alonso

El cierre de la Estación Phoenix en 2012 y por consecuencia, el cierre de la cooperativa de producción de dátil Datelx, llevada a cabo el Partido Popular de Mercedes Alonso, condena ahora a los ilicitanos y a las ilicitanas a pagar una sentencia de 90.000 euros.

Según el primer teniente de alcalde de Compromís per Elx, Antonio García, “esta nefasta decisión política ha llevado, además de la destrucción de un centro de investigación de la palmera, único en toda Europa y referente internacional, a la pérdida de una línea de investigación del dátil. El autoritarismo de Mercedes Alonso nos sale caro a los ilicitanos. El cierre de la Estación Phoenix no sólo supuso el fin de la investigación contra el picudo en Elx y la degradación del Hort del Gat sino que también dejó a la cooperativa de producción del dátil Datelx sin poder acceder a sus instalaciones durante dos años”.

Continua García, “ahora nos toca pagar 90.000 euros a todos los ilicitanos e ilicitanas por la nefasta y autoritaria gestión del PP”. García ha mostrado todo su apoyo a los trabajadores de Datelx que fueron abandonados a su suerte durante dos años fruto de una decisión arbitraria del PP, pasando a ser otra víctima del gobierno popular”.

Desde Compromís lamentamos profundamente esta situación que perjudicará las arcas municipales y a los ilicitanos y las ilicitanas.

Según la portavoz del grupo municipal de Compromís per Elx, Mireia Mollà, “esta sentencia de 90.000 euros que tendrá que asumir el Ayuntamiento se suma al pago de 400.000 euros de facturas irregulares a Urbaser, también por la nefasta gestión del Partido Popular de Mercedes Alonso.

“Una decisión arbitraria, política e ilegal que ha perjudicado la investigación de la plaga del picudo rojo, la conservación de la palmera, así como los estudios con el dátil, ya que sus investigadores se vieron de un día para el otro las instalaciones cerradas y sin poder acceder al material o a los laboratorios”, ha concluido Mollà.

Redacción

A %d blogueros les gusta esto: