Padres de Santa Pola recogen firmas contra el decreto de Plurilingüismo

Un grupo de madres y padres de Santa Pola han decidido recoger firmas para paralizar el Decreto de Plurilingüismo aprobado por la Generalitat Valenciana, con el fin de que no se elimine la línea castellana de los centros educativos de la localidad marinera.

Esta mañana han comenzado con la recogida de firmas. Un grupo de madres ha acudido a la Glorieta y en cuestión de hora y media han obtenido más de 120 firmas.

Mañana será el turno de los colegios. Van a estar en la puerta de diversos centros educativos de Santa Pola para que cualquier padre o madre que esté interesado firme el escrito. A lo largo de la semana continuarán con su campaña.

También han acudido a las guarderías ya que los primeros afectados por el Decreto serán los niños de 3 años que verán reducidas las plazas de castellano en las próximas matriculaciones.

Afirman que dicho Decreto vulnera gravemente el derecho de toda madre o padre para elegir el idioma en el que desea que sus hijos e hijas reciban la educación,  imponiendo uno de los idiomas oficiales de la Comunidad Valenciana (el valenciano) en detrimento del otro idioma oficial (el castellano).

Consideran que el Decreto va en contra tanto de la Constitución Española como del propio Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana por lo que solicitan al Consell su inmediata retirada, dando paso a un gran pacto por la educación en la Comunidad Valenciana, dando voz y voto a las madres y padres y a la comunidad educativa en general en cuanto al idioma en el que sus hijas e hijos deben recibir la educación.

Con esta acción pretenden paralizar el Decreto y que se mantengan las dos líneas en los colegios para que cada padre pueda elegir libremente la educación que quiere para sus hijos.

También se ha sumado a esta iniciativa algunos comercios de la localidad que ofrecen las hojas para firmar a todo aquel que se muestre contrario al Decreto de Plurilingüismo.

Las firmas se entregarán a la alcaldesa de Santa Pola, Yolanda Seva; a la Dirección Territorial de Educación de Alicante y al propio conseller de Educación, Vicent  Marzà.

Redacción