El Ayuntamiento firma un convenio para facilitar la tramitación de las ayudas a la rehabilitación de viviendas

– El edil de Urbanismo recuerda que este año el equipo de gobierno va  a destinar 300.000 euros para mejorar la conservación de los inmuebles

– Una oficina instalada en Pimesa facilitará toda la información sobre subvenciones a los interesados

El concejal de Urbanismo, José Manuel Sánchez, ha informado que el  Ayuntamiento de Elche ha firmado un convenio con la Conselleria de Vivienda

para trabajar conjuntamente en el fomento de la rehabilitación y la regeneración urbana.  De esta forma, Elche pasa a formar parte de las Oficinas de Información y Rehabilitación (OIR), de modo que se establecerá un punto de información   para ofrecer a los ciudadanos interesados, así como a los profesionales y empresas del sector, toda la información relativa sobre la importancia de la rehabilitación.

“El Ayuntamiento tiene ya tenía previsto poner en marcha en los próximos meses una línea, con una partida de 300.000 euros, para rehabilitar viviendas en nuestro municipio. Al mismo tiempo, hemos creído interesante formar parte de esta red de oficinas de información de rehabilitación”, ha señalado Sánchez, quien ha añadido que “esta oficina, que estará ubicada en Pimesa, va a permitir a los ciudadanos tener de primera mano información sobre todas las subvenciones que salgan por parte de la conselleria y del ministerio en materia de rehabilitación”.

El concejal de Urbanismo ha apuntado que el Ayuntamiento también se va a ver beneficiado ya que va a tener acceso a todos los informes de evaluación de los edificios (que será preceptivos para poder obtener estas ayudas) y al mismo tiempo recibirá información y documentación además de formación específica en materia de rehabilitación para los técnicos municipales.

SUBVENCIONES MUNICIPALES

Sánchez ha explicado que las subvenciones municipales podrían cubrir el 15% de los gastos que tengan que asumir los propietarios y ha recordado  que los inmuebles tendrán que haber realizado un Informe de Evaluación del Edificio.

En concreto, los fondos irán destinados a edificios de uso residencial construidos antes de 1981 y las obras deberán centrarse en la conservación de la cimentación.

Asimismo, tendrán cabida los trabajos de eliminación de barreras arquitectónicas en los inmuebles que lo soliciten.

Redacción

A %d blogueros les gusta esto: