Una tesis de la UMH recomienda a los clubs deportivos ilicitanos regular la situación laboral de los técnicos deportivos

La tesis “Situación actual de los clubes deportivos Ilicitanos” de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche recomienda a los clubes deportivos diversificar sus ingresos, regularizar la situación laboral de los técnicos deportivos y elaborar con mayor realismo las previsiones de gastos e ingresos. Este estudio ha sido presentado por el doctorando de la UMH Antonino Martín Palacios.

La investigación, dirigida por el profesor del Área de Periodismo de la UMH Miguel Ors Montenegro y el profesor del Área de Economía de la Universidad de Alicante Martín Sevilla Jiménez, analiza cómo se gestionan las entidades deportivas ilicitanas en Elche, cuya forma jurídica es la de club deportivo básico, es decir, que están orientadas al deporte federado. Para ello, se han elegido 18 clubes ilicitanos de diversas disciplinas como fútbol, baloncesto, tenis, natación y atletismo, entre otros, y se ha realizado una investigación en profundidad sobre sus modelos de gestión y su situación económica y financiera, a través de entrevistas a sus principales dirigentes y de documentos de diversas fuentes.

Como resultado de la tesis de la UMH, se han encontrado cuatro tipos de club deportivo, en función de diferentes características de su gestión. En primer lugar, el Club Tradicional no tiene instalaciones, ofrece una única modalidad de los deportes más tradicionales, tiene entrenadores propios, no hay restricciones de entrada a nuevos socios y los directivos suelen asumir todas las tareas de gestión. En segundo lugar, el Club Distintivo tiene instalaciones, ofrece una variada oferta tanto deportiva como no deportiva, que favorece la relación social y hay restricciones a la entrada de socios. En tercer lugar, en el Club Selectivo no hay instalaciones, se ofrece una única modalidad deportiva, está orientado a la competición y, aparte de los directivos, no admite socios. Por último, el Club Cobijo no tiene ni instalaciones ni entrenadores, se oferta una única modalidad de algún deporte minoritario y con una mínima vinculación con los deportistas.

La principal conclusión del estudio de la UMH es que la gestión de los clubes sin instalaciones se basa en tres pilares: las instalaciones municipales, el voluntarismo de los dirigentes para gestionar el club y el trabajo precario de los técnicos deportivos.

Redacción

A %d blogueros les gusta esto: