CCOO exige al Gobierno que deje de hacer propaganda con el sistema de pensiones

Ante el anuncio hecho por la ministra de Empleo y Seguridad Social de la posibilidad de actuar sobre el periodo de cálculo de las pensiones, CCOO le reclama que lleve sus propuestas a los marcos de concertación y a la Comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, para abordar compromisos claros de financiación del sistema y la reversión de la reforma de 2013.

Carlos Bravo, secretario de Políticas públicas y protección social de CCOO, ha hecho hoy un llamamiento al Gobierno a que abandone la estrategia de limitar a la mera propaganda el debate sobre pensiones que debe producirse en el marco político y social, con la discusión de medidas concretas y plazos para ponerlas en marcha.

Son recurrentes los anuncios que el Gobierno realiza en torno a medidas concretas que finalmente no terminan por concretarse de ninguna forma. Algunos ejemplos de ello han sido los siguientes:

Aumento de la financiación del sistema mediante impuestos. Tras anunciarse la medida en el verano de 2015, llegó incluso a incluirse una referencia genérica en la Ley de Presupuestos de 2016, pero nunca ha llegado a concretarse ninguna medida.

Coeficientes reductores de la edad de jubilación anticipada de policías locales y autonómicas. Son reiteradas las ocasiones en las que los responsables ministeriales anuncian la inminencia de la medida, pero el expediente, que se inició en 2014, sigue paralizado sin una causa aparentemente justificada.

Sustitución de las “tarifas planas” y reducciones de cotizaciones por bonificaciones a cargo del Ministerio de Empleo. Han sido varios los compromisos del gobierno para aliviar al sistema de seguridad social de la carga de los cerca de 3.500 millones de euros que suponen estas políticas de empleo, que se financian mediante la reducción de ingresos del sistema de Seguridad Social. Sin embargo, el Gobierno no sólo no ha cumplido con dicho anuncio, sino que recientemente ha impulsado el incremento de la duración de las tarifas planas para autónomos sin que se haya previsto su sustitución por bonificaciones.

Aumento de las bases máximas de cotización. El gobierno se ha mostrado varias veces favorable a estudiar esta medida, que permitiría cotizar una masa salarial que CCOO ha estimado en 26.000 millones de euros que hoy no cotizan. Pero aún no ha tomado ninguna iniciativa concreta al respecto.

Equiparación de las bases medias de cotización del Régimen General y del Régimen de Autónomos. El Gobierno ha señalado varias veces la conveniencia de esta medida que, además de mejorar las prestaciones de los trabajadores autónomos, supondría un incremento de los ingresos del sistema en unos 7.000 millones de euros anuales. En la reforma de 2011 se acordó una fórmula para posibilitar esta medida que, sin embargo, el gobierno viene implementando de manera errática aplicándola unos años sí y otros no.

Mejora de la pensión de viudedad. Esta medida formaba parte de la reforma de pensiones de 2011 y el PP en aquella ocasión se opuso a la misma. El Gobierno actual ha mantenido suspendida su entrada en vigor durante 6 años, para promover en diciembre de 2017 su regulación por la vía de urgencia y, sin embargo, continuar hoy sin haberse puesto en marcha de forma efectiva.

La propuesta hecha pública ayer por la ministra de Empleo de permitir optar por un periodo de cálculo más amplio, voluntariamente, cuando sea más beneficioso para las personas que acceden a la pensión, se corresponde con medidas que ya se han pactado (Acuerdo de Pensiones de 2011) y es una medida que CCOO está dispuesta a valorar, si bien reclama que se realice en el marco adecuado. Esto es, en la Mesa de Diálogo Social abierta hace meses con sindicatos y empresarios que, sin embargo, no está teniendo un ritmo de trabajo adecuado, y en el marco de la Comisión parlamentaria de seguimiento y evaluación del Pacto de Toledo.

CCOO insiste, una vez más, en la necesidad de que sea en este marco donde se aborden compromisos claros de financiación del sistema, se corrijan los efectos de la reforma de 2013, que supuso una ruptura del marco de concertación social y política sobre pensiones establecido desde 1995 y afectará muy negativamente a las pensiones actuales y futuras, empezando por garantizar un sistema de revalorización de pensiones, que permita garantizar su poder adquisitivo.

Asimismo, en este marco formal cabe también discutir cualesquiera otras propuestas que el Gobierno y los demás integrantes de estos espacios consideren realizar para garantizar la suficiencia y la sostenibilidad del sistema público de pensiones.

Dejar de utilizar el sistema de pensiones y demostrar el compromiso firme con el mismo a través de hechos concretos, es una necesidad. CCOO va a continuar exigiendo estas actuaciones a través del proceso de movilizaciones iniciado en el otoño.

Redacción

A %d blogueros les gusta esto: