La UMH firma la constitución de la Càtedra Celler de la Muntanya, Territori i Patrimoni Vegetal

El rector de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, Jesús Pastor Ciurana, y el director de Celler la Muntanya S.L, Joan S. Cascant Vicent, han firmado esta mañana la constitución de la Càtedra Celler de la Muntanya, Territori i Patrimoni Vegetal, que dirigirá el profesor del Área de Economía, Sociología y Política Agraria de la UMH David López Lluch. Entre los objetivos de esta nueva Cátedra de Investigación destacan la formación, investigación y el desarrollo y transferencia de conocimiento en diferentes ámbitos relacionados con el cultivo de las variedades tradicionales de vid del sureste español.

Además del profesor de la UMH David López Lluch, a la firma del documento han asistido por parte de la Universidad el profesor del Área de Genética y secretario de la nueva Càtedra, Santiago García Martínez, el vicerrector de Investigación e Innovación, Manuel Jordán Vidal, y el vicerrector de Economía y Empresa, Fernando Vidal Giménez. Asimismo, por parte de Celler la Muntanya S.L. ha asistido Josep Marco Sansano.

Entre los objetivos de la Càtedra destacan el fomento del ecosistema empresarial rural y cómo éste dibuja el paisaje y favorece un modelo de desarrollo cualitativo, mediante la realización de las correspondientes actividades formativas, de investigación y organización de seminarios, conferencias u otras actividades de divulgación. El interés de esta Càtedra estriba en la recuperación y estudio de las variedades de vid del sureste español y todo lo que implica su posible aprovechamiento.

En las últimas décadas se ha producido una progresiva sustitución de variedades de vid (como Esclafacherre, Parrell, Valentí, Forcallat, Plantamula, etc.) por variedades más modernas. Este es un claro ejemplo de erosión genética, que tiene como resultado una pérdida de variabilidad genética irreversible. Esta Cátedra pretende poder identificar y conservar las cepas que queden de estas variedades, ya que pueden tener una elevada edad y estar en riesgo de desaparición.

Estas variedades antiguas, aunque puedan ser menos productivas, pueden estar adaptadas a las condiciones específicas de algunas zonas, así como tener características organolépticas particulares, por lo que podrían ser de utilidad para su cultivo directo o para utilizarlas en programas de mejora genética. Sin estas variedades, desaparecería una cultura y una manera de entender la agricultura.

En concreto, la UMH aportará las instalaciones e infraestructuras necesarias para el desarrollo de las actividades programadas en el marco de esta Càtedra. Asimismo, Celler la Montanya S.L. dotará a la Càtedra anualmente con 10.000 euros y realizará diferentes aportaciones como microparcelas con vides de las variedades de estudio, pertenecientes a varios propietarios y cuya gestión realiza el Celler La Muntanya, para la realización de las actividades de la Càtedra en dichas parcelas, así como la planta de microvinificación, ubicada en las instalaciones del Celler en Muro.

Redacción

A %d blogueros les gusta esto: