La terapia con leones marinos cuenta esta temporada con 188 participantes

El programa de terapia con leones marinos de Fundación Río Safari Elche ha puesto en marcha su décimo tercera temporada. Un total de 188 participantes se someterán durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre a estos baños terapéuticos que tienen como objetivo mejorar el bienestar de colectivos vulnerables utilizando como herramienta motivadora al león marino. Cuando se cierre el verano, más de 3.300 personas habrán participado en este programa de terapias pionero y único en el mundo que se ha realizado de forma ininterrumpida desde el año 2006.

Como cada año, en primer lugar se realizan los baños puntuales en los que participan diferentes asociaciones. A partir del 24 de junio empiezan las terapias intensivas, de una o dos semanas, en las que participan usuarios agrupados en grupos homogéneos, en función de su patología. Diecinueve entidades pasarán por la piscina de Río Safari Elche. Entre ellas repite AMACMEC, una asociación que combate el cáncer de mama. También participan en la terapia AFAIBI, una asociación que acoge a pacientes de alzheimer, colectivos de daño cerebral como ADACEA, la Asociación de la Empresa Social Apuntadas, menores tutelados por la Administración pública, grupos con enfermedades raras, colegios de educación especial y un centro ocupacional. Participarán asociaciones de Elche, Alicante, Murcia, Santa Pola, Ibi y San Pedro del Pinatar.

Respecto a la terapia intensiva, está previsto que se formen siete grupos que se someterán a una o dos semanas de baño con leones marinos. Repiten dos grupos, uno de niños con TEA (Trastorno del Espectro Autista) que participó en 2013 y otro niños con de parálisis cerebral que estuvo en 2015. Además, recibirán esta terapia un grupo de niños con parálisis cerebral, jóvenes adolescentes con afectación motora, niños de 4 a 7 años que sufren autismo, un grupo de menores entre 9 y 14 años que padecen diferentes síndromes raros poco frecuentes y un grupo de la Asociación Inclúyeme de Málaga, también de enfermedades raras, que será el encargado de cerrar la temporada de terapias.