Las Unidades Pedagógicas Hospitalarias de la provincia de Alicante obtienen un Premio Importante

• El diario Información otorga el galardón correspondiente al mes de noviembre a los docentes de las ocho aulas de la provincia
• Las UPH contribuyen a la normalización de la vida de los menores hospitalizados y a la recuperación de su equilibro emocional

Las Unidades Pedagógicas Hospitalarias (UPH) de la provincia de Alicante recibieron anoche el galardón correspondiente al mes de noviembre en la 33 Gala de los Premios “Importantes” del diario Información, por su destacada labor en la normalización de la vida de los niños ingresados.

Estos galardones reconocen a las personas, colectivos y entidades que se distinguen por su labor en los ámbitos de la empresa, la educación, la cultura, el arte, la sociedad, la medicina o el deporte.

Este colectivo formado por ocho aulas hospitalarias ha sido uno de los 16 premiados (uno por cada mes del año y, en esta ocasión, tres compartidos) que han recibido el reconocimiento de la sociedad alicantina y una estatuilla de Adriano Carrillo, en un acto celebrado en el Auditorio Provincial (ADDA).

Las aulas hospitalarias o UPH están ubicadas dentro de los hospitales, casi siempre cerca del área de Pediatría, y su objetivo es paliar los efectos de la hospitalización en el aprendizaje escolar de los menores, proponiendo actividades que tengan en cuenta y respondan a sus necesidades educativas específicas.

La Comunidad Valenciana, con 15 aulas, ocupa la segunda posición nacional en número de UPH. En la provincia de Alicante hay ocho Unidades Pedagógicas Hospitalarias, divididas en dos agrupaciones: a la agrupación 1 pertenecen los Hospitales General de Alicante, Elda, Dénia y Sant Joan d’Alacant y a la agrupación 2, los Hospitales General de Elche, Vinalopó, Orihuela y Torrevieja. Estas ocho aulas están dotadas con diez profesores, todos especialistas en Pedagogía Terapéutica.

Estos docentes desarrollan programas de atención educativa a la población hospitalizada en edad escolar obligatoria (6 a 16 años) y de segundo ciclo de Educación Infantil (3 a 5 años). En función de la disponibilidad horaria del profesorado, también se atiende a alumnado de bachillerato y otras enseñanzas no obligatorias, así como a los pacientes pediátricos que asisten a los Hospitales de Día y consultas.

Las UPH de la provincia de Alicante atendieron durante el curso 2016/2017 a 3.000 estudiantes, aproximadamente. En el primer trimestre del presente curso escolar se ha atendido a cerca de 1.000 alumnos y alumnas.

Los docentes desarrollan dos funciones principales. Por un lado, de carácter asistencial, a través de técnicas de inteligencia emocional. Lo principal es que “los alumnos recuperen su equilibrio emocional”, puesto que la hospitalización genera en ellos “ansiedad, miedos y desconfianza ante un medio diferente al de su vida diaria”, han subrayado los galardonados.

Por otro lado, realizan la propia función académica, que se desarrolla en segundo lugar. “Si logramos conectar emocionalmente, podremos introducir los contenidos curriculares con mayor facilidad”, han reconocido.

El aula es también un lugar de expansión para las familias, que acompañan a sus hijos y encuentran en los maestros y maestras un “apoyo personal importante”. Se trata de un trabajo “muy agradecido y reconfortante”, porque al ayudar a los pequeños hospitalizados y sus familias, “nos acercamos al lado humano de las personas y esto nos ayuda a crecer como seres humanos y como docentes”, han destacado.

El equipo profesional de las UPH de Alicante ha querido compartir este Premio Importante, que supone “una gran satisfacción y una gran motivación para seguir adelante”, con José López Duro, inspector coordinador de las Unidades Pedagógicas Hospitalarias de la provincia de Alicante, jubilado recientemente. “Gracias a él, las aulas hospitalarias cobraron un gran protagonismo y se dieron a conocer tanto en el ámbito escolar, como en el ámbito social”, han concluido.

Redacción