COPE ELCHE

100.8 FM

Canción actual

Title

Artist

EN DIRECTO

LA LINTERNA

19:00 23:30

EN DIRECTO

LA LINTERNA

19:00 23:30


Cs Elche denuncia el recorte presupuestario para las familias afectadas con el Trastorno por Déficit de Atención (TDAH)

Escrito por el 21 febrero 2018

  • Eva María Crisol se ha reunido con la Asociación que representa a más de 40 familias ilicitanas para «que el Estado, Consell y Ayuntamiento se impliquen en esta problemática que afecta a niños en edad escolar»

La concejal del Grupo Municipal de Ciudadanos (Cs) Elche, Eva María Crisol, se ha reunido con la representante de la Asociación de Déficit de Atención con y sin Hiperactividad y Trastornos del Aprendizaje de Elche “ADAHTA” para conocer las necesidades de un colectivo que actualmente reúne a más de 40 familias.

El trastorno por Déficit de Atención con y sin Hiperactividad y Trastornos del Aprendizaje es un trastorno de origen neurobiológico que comienza en la infancia y que comprende un patrón persistente de síntomas como el déficit de atención, la hiperactividad y la impulsividad. Además, esta problemática interfiere significativamente en el rendimiento escolar en temas relacionados como la dislexia, la disgrafía o el cálculo. La Asociación ADAHTA asegura que el TDAH afecta entre un 5 y un 7% de los niños ilicitanos.

Desde hace varios años, este colectivo funciona en nuestra ciudad para socorrer a unas familias afectadas, que en la mayoría de los casos deben correr con los gastos del tratamiento debido a los recortes presupuestarios en las Ayudas para Alumnos con Necesidades Educativas Especiales que concede anualmente el Estado “desde la Asociación nos han trasladado la preocupación por la falta de subvenciones. Los requisitos de acceso a estas ayudas son cada vez más exigentes e inalcanzables para las familias. Por ese motivo, pedimos que todas las instituciones públicas se impliquen y puedan incluir en sus presupuestos una partida para estos colectivos” ha explicado Eva María Crisol.

Ciudadanos Elche entiende que tanto el Ayuntamiento, como Diputación y Consellería deberían valorar la necesidad de estas familias para garantizar el tratamiento adecuado a unos niños que están en edad escolar y cuyo trastorno les podría afectar incluso en su etapa adulta.

Redacción