COPE ELCHE

100.8 FM

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

LA TARDE

16:00 19:00

Programa actual

LA TARDE

16:00 19:00


La Policía Local interpone, desde el 17 de julio, 3.246 propuestas de sanción por no portar o usar indebidamente la mascarilla

Escrito por el 17 agosto 2020

– El concejal de Seguridad Ciudadana y Emergencias, Ramón Abad, explica que, aunque la mayoría de la ciudadanía acata las normas higiénico-sanitarias, aún existe “un número significativo de personas” que prescinde de su utilización 

– A partir de este martes entrarán en vigor las medidas adicionales fruto del acuerdo entre el Gobierno de España y las CCAA, como el cierre de los locales de ocio nocturno y protocolos especiales en geriátricos 

El municipio emprende una quincena decisiva para estabilizar y reducir el número de rebrotes de coronavirus. El concejal de Seguridad Ciudadana y Emergencias, Ramón Abad, ha explicado y valorado esta mañana las cifras relativas a las intervenciones policiales durante la semana del 10 al 16 de agosto –que pasará a la historia como la de “no fiestas”– y las medidas que en la jornada de hoy aprobará el Consell –fruto del acuerdo entre el Gobierno de España y las CCAA– y que entrarán en vigor a partir de este martes para reducir los contagios y no llegar, como ha verbalizado Abad, “a los preocupantes datos de finales de julio”.

“La Policía Local y Nacional han detectado que la inmensa mayoría de la ciudadanía acata las normas higiénico-sanitarias”, ha continuado, “aunque existen personas que siguen sin utilizar las mascarillas”, recordando que desde el 17 de julio, fecha en la que se decretó su obligatoriedad, la Policía Local ha interpuesto 3.246 propuestas de sanción por su indebido uso o directamente no portarla. “Es una mínima parte de la ciudadanía, pero continúa siendo un número significativo”, y ha asegurado que, partir de mañana, una vez superada la etapa pedagógica, las fuerzas policiales emplearán el “máximo rigor sancionador”.

No obstante, el Gobierno valenciano, en concreto, determinará el cierre de establecimientos de ocio nocturno –discotecas, pubs, bares de copas, sala de baile, etc.–. Los bares, restaurantes y cafeterías deberán finalizar su actividad a las 01:00, quedando sin efecto la ordenanza que consiente a estos locales bajar la persiana en verano a las 02:30. Además, tendrán que garantizar el distanciamiento de metro y medio en barras y terrazas que, en este último caso, solo podrán tener un máximo de diez personas en mesas o grupos de mesas. No se permitirá fumar en la vía pública siempre que no se guarde un espacio interpersonal de dos metros.

En cuanto a los geriátricos, “que por el momento están aguantando óptimamente la situación, si bien en la primera oleada tuvimos episodios bastante tristes”, ha admitido el teniente de alcalde, contarán con protocolos especiales. Los nuevos residentes de estas instalaciones y los empleados que retornen de sus vacaciones o permisos tendrán que someterse a las pruebas PCR. Asimismo, se limitarán las visitas a los residentes a una al día e igualmente se reducirá las salidas de los mismos a fines de semana para ver a la familia. 

Por otra parte, habrá cribado en aquellos barrios, urbanizaciones o residenciales donde se detecten brotes o algún caso positivo, por lo que “al aumentar las PCR en teoría habrá mayor cifra de contagios que, esperemos, sean asintomáticos como hasta ahora y no revistan gravedad”, ha expresado Abad, quien ha añadido a todas estas disposiciones la de “máximo control al botellón”, actividad que será especialmente “vigilada y castigada” por la Policía Local. “Los jóvenes deben entender que no es el momento, pues cabe la posibilidad de que contagien a sus padres y abuelos”. Al margen de la normativa, el concejal ha recomendado a los ilicitanos e ilicitanas reducir los encuentros a grupos de convivencia estables –personas que coexisten bajo el mismo techo– y evitar reuniones sociales con amigos; y si se dan, ceñirlos a un máximo de diez personas.

“Son unas medidas contundentes pero necesarias y la fórmula para detener la trasmisión del bacilo en una semana de poca actividad en nuestra ciudad y así encarar septiembre, con el retorno a los trabajos y el inicio del curso escolar, con seguridad”, ha destacado el edil. 

Cifras de las “no fiestas”

De “relativa normalidad” ha calificado Abad las cifras de la semana pasada del dispositivo especial de seguridad provisto en los días de “no fiestas” pese a lamentar las 851 propuestas de sanción que en total la Policía Local impuso el 13 y el 14 de agosto por prescindir de la mascarilla. A lo largo de dicha semana se interpusieron 179 denuncias por beber alcohol en la vía pública; 92 por infracciones en el marco de la Ley de Seguridad Ciudadana –desobediencia, consumo de estupefacientes, etc.–; ocho por miccionar en la calle; siete por contravenir la ordenanza de limpieza; 70 identificaciones; ocho inspecciones de comercios; una incautación de material pirotécnico; cuatro detenidos y se impidieron dos eventos con más de 150 asistentes y que carecían de autorización.

Dispositivo ante posible ascenso del Elche C.F.

Ramón Abad ha resaltado que, tras el importante triunfo de anoche del Elche C.F. ante el Real Zaragoza, ya se está trabajando en el dispositivo de seguridad conjunto de la Policía Local y Nacional para el partido de ida que los franjiverdes mantendrán con el Girona C.F. este jueves y con el que impedir la concentración de aficionados en las inmediaciones del estadio y que tan buenos resultados dio el pasado día 13 ante las llamadas del Consistorio y el club para que nadie asistiera al Martínez Valero.

“Hay que apoyar al Elche C.F. desde casa y las redes sociales. Y si al final se produce lo que todos deseamos, el ascenso a primera, que las manifestaciones de alegría se hagan en el ámbito privado”. El responsable municipal ha precisado que, de subir el equipo a la categoría de honor del fútbol español, se podrán los medios necesarios con los que evitar “celebraciones en la Glorieta, Plaça de Baix o en cualquier plaza de la ciudad”, y que pese al “momento de ilusión”, ha apelado a “no olvidar que tenemos una pandemia frente a nosotros, y que las aglomeraciones en este momento pueden conllevar a infecciones y rebrotes”.