COPE ELCHE

100.8 FM

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Programa actual


La Unidad de Endoscopia del Hospital General incorpora la última tecnología en enteroscopia

Escrito por el 12 noviembre 2021

La unidad ha adquirido un enteroscopio espiral motorizado que permite abordar patologías en menor tiempo y con mayor eficacia y eficiencia
Los profesionales estiman que se realizarán medio centenar procedimientos al año con el nuevo enteroscopio

La Unidad de Endoscopias del Hospital General Universitario de Elche ha incorporado a su cartera de servicios la última tecnología gracias a la adquisición de enteroscopio espiral motorizado, que ha supuesto una inversión por parte de Sanidad de 75.000 euros.

Entre las principales ventajas del nuevo endoscopio está el abordaje de patologías en menor tiempo y con mayor eficacia y eficiencia.

Los especialistas de la unidad estiman que realizarán alrededor de 50 procedimientos anualmente con esta nueva técnica.

Endoscopia

La endoscopia explora el tubo digestivo: el esófago, estómago, duodeno, colon, y hasta la vía biliar y pancreática. Sin embargo, el intestino delgado ha sido siempre difícil de explorar, debido a que se sitúa en un tramo intermedio, entre el duodeno y el colon, y también por su gran longitud, ya que mide entre 5 y 6 metros. Por ello, se ha considerado el estudio del intestino delgado un verdadero desafío, la última frontera de la endoscopia.

En el año 2000 se derriba dicha frontera con la aparición de la cápsula endoscópica, un dispositivo que se ingiere y realiza un viaje a través de todo el intestino grabando imágenes que luego pueden ser estudiadas. Sin embargo, la cápsula endoscópica solo permite la toma de imágenes no pudiendo tomar biopsias, ni tratar las lesiones que se encuentran. Y aquí es donde entra en juego la enteroscopia, que consiste en explorar el intestino delgado con un endoscopio modificado.

En ese sentido, la doctora. Mariana Fe García Sepulcre, Jefa de Servicio de Medicina Digestiva del hospital ilicitano, explica que “En los años 50 se reportan las primeras enteroscopias, que se realizaban con endoscopios rígidos a través de enterotomías quirúrgicas. Los primeros intentos de exploración del intestino delgado con endoscopios flexibles datan de 1970 y conseguían avanzar como mucho 1/4 de toda la longitud del intestino delgado, lo cual no permitía el acceso a muchas zonas”.

“En 2001, un investigador japonés, introduce una variante técnica decisiva: el sobretubo con balón, que no es más que un tubo de plástico con dos balones separados. El sobretubo se colocaba sobre el endoscopio y mediante el inflado y desinflado de los balones se podía plegar el intestino, con lo que se conseguía una mayor longitud de exploración del intestino delgado” , manifiesta.

Enteroscopio espiral monitorizado

En 2018 un nuevo avance cambia la forma de realizar la enteroscopia. Se trata del enteroscopio espiral motorizado, como el recientemente adquirido por el hospital ilicitano.
En este caso, un sobretubo espiral se monta sobre el enteroscopio y gira mediante un motor incorporado que se activa mediante un pedal. En los estudios que se han realizado, con este nuevo sistema se ha observado que se consigue una mayor profundidad de inserción del enteroscopio en el intestino delgado, con tasas de enteroscopia total del 70% (muy superiores a las que se conseguían con la enteroscopia de balón), y además, con un menor tiempo para la realización del procedimiento.

El doctor Javier Sola-Vera, responsable y coordinador de la Unidad de Endoscopia, inició en el año 2008 la puesta en marcha de la técnica de enteroscopia de balón en Hospital General Universitairo de Elche, habiéndose realizado desde entonces más de 500 procedimientos. Durante muchos años, fue el hospital ilicitano fue el único centro de referencia de la provincia de Alicante.

El doctor Sola-Vera asegura que “tanto el nuevo equipo como el anterior permiten tomar muestras de biopsias y tratar lesiones, pero el nuevo tiene un canal operativo mayor por lo que es más fácil para el profesional tratar las lesiones y además en menor tiempo, lo que siempre beneficia al paciente”.

“El entersocopio se utiliza de manera frecuente en el tratamiento de las lesiones vasculares del intestino delgado, como angiectasias. También en el tratamiento de pólipos aislados del colon o en el contexto de síndromes de poliposis intestinal. Y también en la evaluación de lesiones de intestino delgado como úlceras, estenosis, tumores…”, concluye el especialista.

La adquisición del enteroscopio espiral motorizado permitirá seguir avanzado en el conocimiento y tratamiento de las enfermedades que afectan al intestino delgado, manteniendo así a al hospital a la vanguardia de la endoscopia, ofreciendo la mejor y más novedosa tecnología a los pacientes.